LOS BENEFICIOS DEL VINO

vinoEl verdadero origen del vino, lamentablemente se ha perdido en el tiempo, siendo muchos los pueblos que se disputan su creación, aunque que duda cabe, hoy es un patrimonio de toda la humanidad. Ya sea a Saturno, a Dionisios, o al mismo Noé (quien habría plantado vides luego del diluvio universal) les debemos nuestros agradecimientos, ya que el vino nos entrega múltiples efectos positivos para nuestro organismo.

La preocupación por un estilo de vida más saludable y una alimentación más sana es también preocupación de la cultura vitivinícola. Diferentes estudios han demostrado que los habitantes de los países que siguen la dieta mediterránea y consumen vino en cantidades moderadas tienen menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, veamos pues cuales son las explicaciones de esos fenómenos.

Existen múltiples estudios que nos hablan de los beneficios de los taninos de los vinos tintos, sustancias naturales, astringentes y amargas que proceden de la maceración de la piel de la uva y que mejoran nuestra condición cardiovascular. Estos se encuentran en diferentes concentraciones según la cepa de la uva, siendo mayor en el Cabernet Sauvignon, seguido del Syrah, Malbec, Merlot y Pinot Noir.

Por otra parte, recientes estudios, realizados en la Universidad de Harvard y dirigidos por David Sinclair, han demostrado que el resveratrol, una sustancia que  forma parte de los pigmentos de la vid y que la protege en contra del ataque de los hongos, encontrándose en toda la planta, pero en mayor concentración en la piel y en las semillas de la uva, puede ayudar a retrasar el envejecimiento y prevenir enfermedades como el Alzheimer.

Los componentes del vino como el resveratrol, junto con flavonoides, catequinas, galocatequinas y taninos tienen una importante acción antioxidante que nos defiende de los radicales libres, que son productos nocivos producidos por las células como parte del metabolismo. El exceso de estos, produce alteraciones del ADN, impidiendo su normal funcionamiento o su replicación y son relacionados con diferentes enfermedades degenerativas ya sean de tipo cardiovascular como neurológicas.

El proceso ateroesclerótico es un ejemplo de los procesos de envejecimiento de los tejidos y cuando un radical libre oxida (sustrae un electrón) a la grasa poliinsaturada del colesterol LDL, se da comienzo a la formación de la placa ateroesclerótica y la disfunción del endotelio vascular, lo que permite el deposito del LDL oxidado en el espacio subendotelial, lo que posteriormente generará el núcleo lipídico de la placa de colesterol. La clave de la aterogénesis entonces está en la oxidación del colesterol LDL y en este proceso también está la clave de los efectos benéficos del vino representando un factor cardioprotector disminuyendo la probabilidad de sufrir algún evento cardiovascular, como un infarto cerebral o cardiaco o mala circulación de las arterias periféricas. 

representando un factor cardioprotector disminuyendo la probabilidad de sufrir algún evento cardiovascular, como un infarto cerebral o cardiaco o mala circulación de las arterias periféricas. 

Dr. Christian Espinoza S.
Cardiocirujano
Clinica Tabancura
Santiago de Chile
(Telefono 395.4515)

About these ads
Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 157 seguidores

%d personas les gusta esto: